Home » , » Concepto de la Redacción, Decálogo del Buen Redactor y Cosas que se Deben Evitar

Concepto de la Redacción, Decálogo del Buen Redactor y Cosas que se Deben Evitar

Publicado el martes, 23 de septiembre de 2014 a las 21:42:00

Empecemos con algunas cuestiones básicas:

Concepto de la Redacción

La redacción es la manifestación escrita de un razonamiento ordenado, cuyo objetivo es la comunicación. Para cumplir este cometido emplea las palabras, combinándolas, formando frases, separando ideas mediante párrafos o secciones, hasta llegar al punto culminante de transmitir el pensamiento de una forma coherente y armoniosa.

Etimológicamente, “redacción” viene del latín redactio, forma nominal del verbo redigere, que significa compilar, poner en orden. Así entendida, se puede añadir que vendría a ser un trabajo escrito que pretende elaborar, de forma íntegra, con limpieza y estética, una materia que se va a difundir en un determinado espacio y empleando ciertas técnicas de estilo.

Característica primordial de la redacción, es la referida a su condición de vigencia y perpetuidad. Mientras una comunicación oral se desintegra casi podríamos decir en el viento, un trabajo escrito se conserva pudiendo duplicarse, archivarse, modificarse o mejorarse indefinidamente.

Decálogo del Buen Redactor

Acá diez principios que es útil tener en cuenta al momento de redactar una comunicación escrita:

  1. Estar sereno y tranquilo antes de iniciar el trabajo.
  2. Meditar, pensando en lo que se va a trasladar al documento.
  3. Estar convencido del mensaje que se va a comunicar.
  4. Cuidar del tema a quien va dirigido el mensaje.
  5. Conocer la sensibilidad del lector.
  6. Utilizar un lenguaje sencillo, pero al mismo tiempo apropiado.
  7. Tener siempre un diccionario al alcance de la mano.
  8. Leer, leer y leer. Para un buen redactor es su Santa Trinidad.
  9. Acompañar las palabras con buen gusto y armonía.
  10. Hacer del orden y la limpieza los mejores aliados.

Lo que se Debe Evitar

  • Escribir acerca de un tema que no se conoce.
  • Tratar el tema desde un punto de vista equivocado.
  • Hacer un trabajo incompleto, apurado o mediocre (puntos bonus negativos si no se cuida la ortografía y la gramática)
  • Irse por las ramas, ser redundante o “palabrero”
  • Escribir aspectos sin importancia o superficiales.
Comparte esta entrada :

Publicar un comentario

Busca qué necesitas

Archivo del Blog

Facebook